FOTO: EasoSB.com

EBA: El Santurtzi se apunta el derbi ante Easo y el Goierri debuta con victoria

Primera jornada del grupo AA de la Liga EBA donde se encuentran encuadrados los equipos vascos. Cinco son esta temporada y dos se veían las caras en el primer fin de semana de competición: Easo y Santurtzi. El triunfo fue para los morados gracias a su reacción en la segunda mitad y su mayor experiencia. Destacar además el triunfo del Goierri Iparragirre 2020 sobre el Solares por un excepcional 100-83. El resto fueron derrotas para los nuestros.

La atención la centraba el derbi. Como ya sucediera la pasada temporada el Easo y el Santurtzi se veían las caras en esta jornada inaugural. Con la juventud y el descaro por bandera el equipo donostiarra tomó la iniciativa del duelo y con algo más de efectividad en las buenas selecciones de tiro realizadas hubiera podido cuestionar más al equipo de la margen izquierda. No fue así y el equipo gipuzkoano fue perdiendo fuelle, en la segunda mitad los de Miguel Fernández cogieron las riendas del duelo con su dupla Mendikote-Torres y al Easo, aún en construcción, le faltaron recursos para evitar la derrota, 58-68. 

Además del triunfo santurtziarra la otra buena noticia para los equipos vascos fue la victoria del Goierri sobre el Solares por 100 a 83 en un partido en el que ambos equipos estuvieron lanzados al ataque, el Solares se atascó en el segundo parcial yel Goierri no quiso sustos en el último cuarto. Extraordinario Aitor de Miguel con 42 puntos con una serie de tiro de 8/9 en tiros de 2 y 7/14 en triples.

Por su parte, el Mondragon Unibertsitatea cedió ante el Universidad de Burgos por 69 a 79 en un duelo en el que los de Arrasate se desplomaron en el último cuarto (14-30 último parcial) y ni siquiera los 11 triples del Ointxe fueron suficientes para sellar el triunfo.  El Ordizia Basoa Banaketak no pudo sacar nada positivo de su visita a la complicada cancha navarra del Valle de Egües (68-56) ya que su buen inicio (15-25) se fue diluyendo con el paso de los minutos. El 2/23 en triples, uno de los culpables de la derrota.