Nerea Moreno defendiendo (foto: senegalsport.com)

Senegal vuelve a imponer su físico y ritmo ante Euskadi

El tercer encuentro de la selección de Euskadi en Senegal ha tenido un guión similar al vivido los días anteriores, si bien el choque comenzó igualado el primer contratiempo saltó a poco más de minuto y medio para el final del primer cuarto, con 15-11 en el marcador favorable a las africanas un apagón hizo que el choque se demorara durante muchos minutos. Tras la reanudación el primer cuarto terminó con un 18-11 favorable a las locales que dominaban el juego desde la pintura.

En los segundos diez minutos Euskadi se mostró muy combativa y activa, las de Iñigo Sainz de Trápaga ajustaban mejor en defensa y lograban controlar el juego ofensivo de las senegalesas, pero, por contra, en ataque cotinuaban teniendo problemas para ver aro, lo que les llevó a recortar las diferencias, pero de forma escasa, al descanso la ventaja para las locales era de 5 puntos (26-21).

Tras el paso por los vestuarios las nuestras continuaron mostrando su juego agresivo en defensa, pero poco a poco las fuerzas les fueron faltando ante una Senegal que marcaba las diferencias desde el poste bajo con Astou Traore (23), quien lideraba a su equipo en el tramo final del cuarto para elevar la diferencia hasta los 14 puntos (43-29).

En los últimos diez minutos Senegal continuó con su rodillo ante una Euskadi que iba viendo como el calor y al falta de fuerzas le pasaban excesiva factura, cayendo por un 71-40 que deja un sabor agridulce a las nuestras que fueron capaces de competir hasta que las fuerzas les aguantaron.

Senegal 71 (18+8+17+28): Dieng (2), Sy (13), Diop (6) Aya Traore (14) y Diarra (2) -cinco inicial-; Astou Traore (23), Ndiaye (2), Sarr, Fall, Gueye (4), Thiam (5), Senghor.

Euskadi 40 (11+10+8+11): Asurmendi (5), Izaskun García (7), Naiara Díaz (9), Moreno (3) y Agirregoikoa (3) -cinco inicial-; Monasterio (3), Aduriz (2), Pardo, Herrera (4), Ramasco (4), Olabarria, Arroyo.

Incidencias: El encuentro estuvo parado durante más de media hora por un apagón cuando restaba 1’47 para el final del primer cuarto.